«La supremacía de la naturaleza, la caducidad de nuestro propio cuerpo y la insuficiencia de nuestros métodos para regular las relaciones humanas en la familia, el Estado y la sociedad», se hicieron evidentes. Tal cual lo describió Freud hace más de un siglo en su libro El Malestar en La Cultura, estas siguen siendo las causas del humano sufrimiento. La pandemia que hoy pone a prueba la humanidad, nos tiene al límite y aún desconocemos sus consecuencias.

TENEMOS UNA OPORTUNIDAD ÚNICA PARA MODELAR LAS BONDADES DE LA MOVILIDAD EN BICICLETA. LA CUARENTENA Y EL REGRESO PAULATINO A LAS DIFERENTES ACTIVIDADES NOS PRESENTA UN ESCENARIO CASI PERFECTO PARA EVIDENCIARLO.

Medellín y la movilidad por supuesto se han visto afectadas por el confinamiento y cese de actividades. Las calles que hace un par de semanas eran inaccesibles y peligrosas, hoy están casi solitarias, en silencio y libres de automotores. Espacios que hoy utilizan algunos ciclistas urbanos, bicimensajeros, peatones y otros que pueden movilizarse en razón a que sus actividades son esenciales.

Un escenario «ideal» si se quiere mantener el distanciamiento social sugerido en estos momentos y durante algunos meses más. Sumado a los efectos positivos por la calidad del aire que respiramos hace algunos días y que evidencia el SIATA.

La adaptación fue rápida y lógica y cumple con las regulaciones de la cuarentena, además, facilita la movilidad de muchos. Bien sea para comprar alimentos, medicinas o cuidar a un ser querido, tareas esenciales. Esto debido al cese de operaciones parcial del transporte público, ante la disminución de los pasajeros y las preocupaciones de salud.

LA MOVILIDAD SOSTENIBLE Y EL COVID19

Desplazarse en bicicleta en Medellín y en los municipios cercanos antes de la cuarentena era arriesgado y por qué no decirlo suicida. Pese a que en los últimos años la Movilidad Activa está en las agendas políticas y se vociferan acciones y obras. Sin embargo, hoy podemos modelar y soñar la ciudad que queremos, por lo menos en lo que respecta a la movilidad.

Es claro que la movilidad en bicicleta por si sola no es la solución. También que las acciones que se implementarán serán dinámicas y cambiantes, por lo cual susceptibles de mejora o adaptación. Muchas de ellas temporales, pues no hacen parte de planes de desarrollo o políticas públicas.

bicicleta en medellínImagen | EnCicla

Hay decisiones que no dan espera, ante el evidente beneficio para la mayoría de las personas. El Sistema de Bicicletas Públicas EnCicla debe de entrar en operación, expandirse rápidamente y recuperar su hoy deteriorada imagen.

En Medellín como en otras ciudades del mundo, la movilidad en bicicleta será esencial. Es más eficiente que otros modos, favorece el distanciamiento social, la salud física y mental.

Urge reinventar nuestro hábitat alrededor de la movilidad sostenible y acelerar el proceso de adaptación al cambio climático. Algunas acciones que masificarían el uso de la bicicleta particular en las actuales circunstancias son:

  • Adaptar corredores en las vías que sean amplios y exclusivos para los ciclistas, e interconectados.
  • Integrar la bicicleta al Sistema de Transporte Masivo, adecuando biciparqueaderos en estaciones.
  • Disponer de espacios seguros y económicos para estacionar las bicicletas particulares en empresas, instituciones educativas y otros destinos.
  • Pacificar el tráfico en todo el Valle de Aburrá.
  • Definir zonas libres de automotores en toda el Área Metropolitana.
  • Entre otras que desmotiven el uso de los automotores particulares y si el uso el TPM en condiciones sanitarias ideales.

bicicleta en medellínImagen | Caracol Televisión

Diferentes estrategias aplicadas en otros países, nos pueden servir de referencia. Durante los próximos meses usar la bicicleta contribuirá a prevenir el riesgo de contagio en muchas personas. Se requiere grandeza para leer el momento que vivimos y para tomar las decisiones correctas. Es menester que quienes administran nuestras ciudades y nosotros mismos, estemos a la altura del momento.

RECOMENDACIONES PARA LOS CICLISTAS URBANOS

Se estima que serán miles, los que recurrirán a la bicicleta para desplazarse en el Valle de Aburrá. Por lo cual supongo que las Secretarías de Movilidad pacificarán el tránsito, antes de que los ciclistas salgan a las calles. Igualmente se deberán establecer protocolos sanitarios exigentes para protegerlos durante los desplazamientos, en sus destinos y al a regreso sus hogar.

Lo primero será desplazarse un poco más lento y sin hacer maniobras hoy indeseables. Siempre estará latente el riesgo de caerse, pero podemos tomar precauciones. Nadie quiere ir a un hospital ahora, bueno nunca. En el entramado de rutas que se dispondrán y dependiendo de sus destinos, busque ser creativo y cambie, para que no se le haga monótono.

medellín y la movilidadImagen | EFE

Mantenga unas buenas prácticas de higiene personal y nunca olvide su mascarilla. El virus no se transmite a través de la transpiración, pero los elementos tocados por muchas personas podrían suponer un riesgo. Así que si usa por ejemplo EnCicla, antes de usar la bicicleta asegúrese limpiar el manillar con toallitas, el asiento, los frenos y cualquier otra superficie que se toque con frecuencia.

Si va a usar su bicicleta particular, hágase visible y no olvide llevar su candado, lo necesitará. Trate de no tocarse la cara mientras se desplaza en bicicleta y use desinfectante para manos inmediatamente después. Cuando llegue a su destino parcial o final, siempre lávese las manos. Una vez en casa lave su ropa, casco, guantes, gafas, cortaviento y otros que considere, además tome una ducha.

LA MEDELLÍN METROPOLITANA QUE DESEAMOS

Todos queremos disfrutar del río Medellín y sus aguas claras, seguir viendo las bandadas de loros recorriendo la ciudad, ardillas saltando de árbol en árbol en los parques de nuestros barrios, respirar aire puro. Vivir en una ciudad para las personas, con un transporte público eficiente, agradable y económico. Una ciudad que piensa en su fauna y flora, humana, competitiva, sostenible.

Gracias a Federico Ruiz por facilitarnos la imagen principal.