El Sistema Integrado de Transporte del Valle Aburrá promueve la intermodalidad, sin embargo, la bicicleta particular aún no es protagonista. Siendo esta última un modo idóneo por su facilidad para acceder y conectarse con los destinos, urge hacerlo. Hace falta además una integración tarifaría que incentive la intermodalidad, quizás con un valor preferencial a los biciusuarios.

EL TRANSPORTE PÚBLICO ES ÚNICAMENTE EFICIENTE EN DISTANCIAS LARGAS Y EN COMBINACIÓN CON OTROS MODOS. POR LO TANTO, SE DEBE INVERTIR EN PROYECTOS QUE PROCUREN LA INTERMODALIDAD Y QUE CONSIDEREN LA BICICLETA COMO UN PROTAGONISTA EN LA SOLUCIÓN A LOS DESPLAZAMIENTOS URBANOS.

Para quienes no están familiarizados con la palabra intemodalidad, es simplemente la integración de 2 ó más modos de transporte. Esta integración facilita los desplazamientos entre 2 puntos reduciendo el tiempo de viaje e incluso los costos asociados. Aunque se promueve desde hace muchos años, el Sistema Integrado de Transporte del Valle de Aburrá no es del todo amigable con la bicicleta particular. Los diferentes tipos de bici-usuarios aún no somos parte integral de la Cultura Metro, o del sistema de transporte masivo, somos bichos raros…

sistema integrado de transporte del valle aburraFuente | Área Metropolitana del Valle de Aburrá

SISTEMA INTEGRADO DE TRANSPORTE + BICICLETA

Al combinar la bicicleta y el transporte público en viajes largos, se combinan las fortalezas de ambos modos de transporte. De acuerdo con Ciclociudadeslas fortalezas de un sistema integrado de transporte que incluya la bicicleta son:

  • Reducción del tiempo de viaje de puerta a puerta, haciendo ambos modos más competitivos en relación con el automóvil o el taxi.
  • Mejor acceso al transporte público para los usuarios.
  • Aumento del volumen de usuarios en transporte público porque la zona de captación se incrementa, ya que la bicicleta es de 3 a 4 veces más rápida que caminar.
  • Hay menor necesidad de autobuses de pequeña capacidad que alimenten al transporte público masivo.

Para que la integración sea adecuada, se debe contar con elementos de apoyo en estaciones, paradas y en vehículos del transporte público.

  • Rampas para facilitar la accesibilidad.
  • Señalización especializada  que indique la importancia y jerarquía de usuarios en las vías de acceso al transporte púbico.
  • Cicloparquederos con o sin vigilancia, de pago o libre de costo, cubiertos o al aire libre.
  • Bicicletas públicas (EnCicla) en más estaciones y en los otros modos.
  • Portabicicletas en buses.
  • Otros.

sistema integrado de transporte del valle aburraSeñaletica

PEDALEEMOS EN EL TIEMPO

Recuerdo que con la llegada de Claudia Restrepo al Metro de Medellín en 2015, pensé que esa integración se daría. Ella entendía el metro no solo como una empresa de transporte, también como una empresa que soluciona problemas de movilidad urbana. Fue durante su corta administración que las bicicletas plegables y las convencionales se pudieron subir al sistema de transporte.

El tiempo paso y los ciudadanos elegimos un nuevo alcalde para que administrara los destinos de Medellín. También cambio el Gerente, la Junta del Metro y el Director del Área Metropolitana, todos ellos con injerencia directa en el sistema masivo de transporte. La pregunta es entonces: ¿Por qué la movilidad en bicicleta en Medellín no avanza, o lo hace a un ritmo paquidérmico?

La bicicleta plegable y el SITVA

MANOS A LA OBRA Y PIES EN EL PEDAL

Las circunstancias ambientales actuales, la perdida de competitividad y otros factores requieren de acciones decididas. Disponemos de un marco jurídico (POT, Ley Probici, otros) para que el sistema integrado de transporte y la intemodalidad con la bicicleta se desarrolle, también documentos técnicos y presupuesto. ¿Qué estamos esperando?

Finalmente, la voluntad política es importante, pero aún más nuestra participación. Si ejercemos nuestra ciudadanía, a quienes deleguemos la administración de lo público les debería de quedar claro el costo político de una mala gestión.

Fuente: Manual de Ciclociudades