Desde Bogotá elegí ir a Duitama pues deseaba cruzar el páramo de la Rusia y de Boyacá pedalear a Santander por el bello valle del río Fonce. El Socorro, Barichara y La Serranía de los Yariguíes vía San Vicente de Chucuri, fueron la ruta de entrada a Antioquia, mi tierra natal.

EL GRAN VIAJE ESTABA CONCLUYENDO, LOS SENTIMIENTOS SON ENCONTRADOS.  ACÁ ESTOY DE NUEVO EN MI MULA, CON SUS ALFORJAS Y TODOS SUS ARREOS Y ENTRE MONTAÑAS CONOCIDAS, LLENO DE VIVENCIAS Y DE UNA ALEGRÍA INTERIOR INDESCRIPTIBLE…

Algunas de estas carreteras y caminos ya los he transitado, sin embargo, yo ya soy otro. Disfruto cada pedalazo que ahora doy por nuestro país, de la gente y de cada pequeña cosa…en las primeras noches sin embargo, no paran los pensamientos e ideas sobre como va a ser mi regreso y más que eso mi nueva vida.

colombia-en-bicicleta-paramo-de-la-rusia-cerca-a-virolinLlegando a Virolín (Santander) desde Duitama

De Berrio llegué a San José del Nuz y rápidamente trepé a San Roque, la idea disfrutar de las hermosas aguas de San Rafael a donde llegaría Jaguas. No quería llegar a Medellín sin antes pasar por mi tierra, así que vía Carmen de Viboral, me fui para Abejorral.  En un par de días estuve allí en aquel alto que 18 meses atrás me despidiera, el Alto de Ventanas, abajo el pequeño pueblito en el que nací…

Arriba y en las aguas heladas de Arroyondo un gran y simbólico baño me di, limpio y dejando todo lo innecesario atrás, lentamente baje a Jardín, momento fuerte aquel, mi madre, hermano y amigos me esperaban. Es raro ese día en la noche, sentí por un instante como si nada hubiera sucedido. Temprano en la mañana subí a una de sus icónicas montañas quería un instante para disfrutar mi hogar !

cicloturismo colombia jardin antioquiaJardín Antioquia, desde el cerro Cuchillón

Bendita sea la Pachamama que recorrí en mi mágica maquina de 2 ruedas, porque al hacerlo descubrí la verdad de la cual hablaba Nino Bravo, quien al cantar decía: “cuando Dios hizo el Edén pensó en América” <>.

El día que nosotros los nacidos en estas tierras despertemos de ese mal sueño despectivo en el que se nos llama del tercer mundo, veremos lo magnífico en él, naceremos de nuevo, por qué justo es este el mundo de la sagrada creación…