¿CÓMO ENTRENARSE PARA SER CICLOVIAJERO?

Sin saber realmente de que se trataba pero con las ganas de ir un poco más allá del Valle de Aburrá, adecue en la bicicleta de montaña un portaequipajes sencillo y en un morral dispuse lo que pensamos era necesario, luego lo envolví en una bolsa plástica y lo amarré con neumáticos, nos fuimos para el Parque Nacional Natural Los Nevados, fue un viaje revelador. A finales de 2006 ese mismo año y durante las vacaciones, me junte de nuevo con los amigos y pedaleamos 1.900 Km por varios departamentos de Colombia durante unos 25 días…

MIS PRIMEROS VIAJES FUERON CORTOS Y CADA UNO DE ELLOS ME TRAJO VALIOSAS EXPERIENCIAS, ME SIRVIERON PARA MEDIR MIS CAPACIDADES, PLANEAR MEJOR LAS RUTAS, IR OPTIMIZANDO EL EQUIPO Y DEJAR ATRÁS LOS TEMORES, TAMBIÉN PARA APRENDER UN POCO MÁS SOBRE LA BICICLETA, MECÁNICA Y LAS CUALIDADES QUE DEBE DE TENER, ES MÁS, CAMBIARON TOTALMENTE MIS IDEAS SOBRE NUESTRO PAÍS.

Descubrí que para viajes cortos es muy importante estar bien físicamente antes de salir, más que para un viaje largo, pues no tienes la gabela de un nómada que recorrerá el mundo para pararte a resolver el problema de rodilla que surgió en el primer día de aventuras, él ya tiene resuelto el tema del tiempo, no tiene afán, tú si, el lunes entras a trabajar. Eso mismo podría decir de la bicicleta, lo ideal es tenerla en el mejor estado, pues nadie quiere después de un par de kilómetros bajarse a calibrar frenos, velocidades, y menos esos ruidos indeseables…

Ir de hotel en hotel en esos primeros viajes también es muy aconsejable, pues descansas más, tienes esa sensación de seguridad, digieres mejor lo que estas viviendo, entre otras cosas positivas. Con el tiempo notaras que te estas haciendo un experto en empacar, aprendes a regularte, a disfrutar más de la ruta, y a interpretar esas sensaciones que produce el viajar en bicicleta, evolucionas. Luego, puedes decidirte a acampar, lo que significaría llevar el equipo necesario, víveres y algunas cosas más, que en un primer viaje pueden abrumar a cualquiera…

colombia en bicicleta

Con el tiempo me atreví a ir más lejos, algunas veces acompañado y otras en solitario, me di cuenta que se podía y que era más una cuestión de método, también que el gran problema es el miedo a lo desconocido, un asunto mental. Recorrí Colombia un par de veces y casi todos lo municipios de Antioquia, cada viaje era más fácil, por lo menos la planeación, las montañas hay que subirlas.

Mi interés por hacer viajes más largos fue creciendo y ese impulso vino de afuera. Aunque en ese tiempo no era muy común encontrar otros cicloviajeros, menos que fueran extranjeros y en las rutas que elegíamos hacer, cuando nos cruzamos con alguno nunca perdí la oportunidad para ver su equipamento, conversar un par de palabras, tomar unas cervezas y hasta pedirle consejos, lo que me dio aún más elementos para perfeccionarme y una visión más amplia de hasta donde se puede llegar en una bicicleta si se tiene la motivación.

cicloturismo chile lago baker carlos e carvajal

Esa a sido mi experiencia, ir aprendiendo con cada nueva aventura para ampliar mis horizontes, también me he nutrido con las ideas de otros que tienen más o menos intereses similares a los míos. En ese sentido, hace algunos días buscando complementar este post con otras ideas, especialmente para quienes están decididos a hacer un gran viaje de meses o años, me encontré con un Blog muy interesante de un inglés llamado Tom Allen, además de su amena redacción que me cautivo, coincidimos en un par de cosas, por lo que no dude en escribirle para solicitarle me dejara traducir y adecuar su artículo a nuestro contesto, él accedió, claro me encomendó que no perdiera su singular estilo y que lo citará obviamente…

Les comparto respetuosamente la traducción (a la que anexé algunas imágenes que no están en el artículo original) deseando le sea útil a algunos, reconociendo además que hay muchas más formas para cambiar de ideas, o para auto motivarse o combatir los miedos, todas ellas valiosas, algunas producto de experiencias particulares pero que sirven a los intereses de todos y nos inspiran a pedalear los caminos, la vida, el alma misma…

Manejo del dinero cuando viajas en bicicleta

“¿Deseas hacer un gran y épico viaje, pero aún no das el primer pedalazo al respecto? ¿Quizás crees que no eres capaz, o que tendrías que hacer un gran cambio en tu actual estilo de vida? La verdad es que entrenarse mentalmente servirá mucho más que hacerlo físicamente. Si ya estás decidido, comenzar a pedalear suavemente tu pesada bicicleta será lo mejor. En menos de diez días estarás en forma…

Probablemente cambiar de estilo de vida también te preocupa más de lo que crees, para eso también hay entrenamiento, con un par de ejercicios e ideas harás un ajuste psicológico gradual y de acuerdo a la rutina que asumirás como cicloviajero de largo aliento, y así seguramente mantendrás tu hogar y tú trabajo hasta el último minuto.

Tal vez algunas sugerencias te sorprendan, pásalas por alto si quieres, pero si asumes el reto de hacer por lo menos un ejercicio por semana, en tan solo un par de meses estarás listo para pedalear el Sur América, el mundo. Prepare pues un tintico, que ahí van las ideas:

COMIENCE A CONOCER OTROS CICLOVIAJEROS

Cada vez es más común verlos en nuestras ciudades, invítelos a tomar algo, quizás a dormir en su casa, anímelos a que se queden más tiempo en su ciudad, escuche sus historias, aprenda de sus experiencias, se dará cuenta de que son iguales a usted, la diferencia es que ellos están haciendo lo que aún usted está soñando. Rápidamente tendrá una enorme lista de testimonios útiles.

alaska usuahia en bici

REDUZCA SU INTERACCIÓN CON LAS REDES SOCIALES

Puede seguir pedaleando allí, ellas fácilmente nos atrapan, o comenzar a usar ese tiempo para preparar seriamente su viaje. Lea libros, mire los mapas, o simplemente siéntese a soñar despierto pues las posibilidades de cicloturismo son infinitas. No olvide desinstalar esas pequeñas alertas distractoras en su teléfono inteligente, mejor dicho póngalo en modo avión.

APAGUE EL TELEVISOR

Los cicloviajeros no necesitamos estar permanentemente conectados a lo que los medios de comunicación internacional están escupiendo sobre “el mundo”. Cuídese de esto, piense aquello y lo más importante tenga miedo de…. estamos demasiado ocupados experimentándonos a nosotros mismos. ¿Y adivinen qué? Si quieren saber cómo realmente funciona la sociedad, lean un buen libro de historia y luego salgan a pedalear, así sabrán el resto.

REDECORE SU HABITACIÓN

Si hay una cosa que los cicloviajeros hacemos todo el tiempo además de observar los impresionantes paisajes de nuestro planeta, es ver mapas para saber dónde están esos lugares. Consiga un par y péguelos en una pared de su habitación, con eso bastará. Lo veré mirándolos con nostalgia durante varias horas al día, planeando mentalmente rutas, dándose cuenta de todas las posibilidades que hay y que nunca será capaz de recorrer cada camino, sabe que, realmente no importa demasiado a donde vaya, siempre y cuando sea a un lugar nuevo.

planeando viajar en bicicleta

COCINE EN UNA SOLA OLLA

No hay viajes en bicicleta verdaderamente autosuficientes sin que lleve los medios para cocinar una comida caliente, abundante, deliciosa y al final del día. Dominará el arte de hacer el desayuno, el almuerzo, la cena y un café en un pequeño quemador, no importa cuál sea. Encontrará que mientras su gama de recetas se reduce, también será capaz de crear todo tipo de deliciosas comidas, junto con algunos métodos de cocción poco ortodoxos y trucos ingeniosos en los que participan dos o más ollas en una total y cuidadosa sincronización.

VENDA LA NEVERA

Realmente no necesita un aparato de estos, es más bien una obsesión el hecho de acumular alimentos durante semanas. Más lógico es comer lo que te parece cada día incluyendo algunas cosas que hoy ni le caben en ese aparato. Como los cicloviajeros no podemos llevar neveras y creo que somos conscientes de esto, un poco de mantequilla, queso, yogurt, carne curada (no para mi), pasteles, fruta fresca y verduras, cereales, tarros de mermelada y mayonesa dentro de nuestras alforjas es lo mejor, estoy seguro de que no tendrán efecto negativo alguno.

CIERRE EL ARMARIO

Un cicloviajero realmente no llevará mucho un sus alforjas, quizás aquello necesario para sortear los diferentes climas que se encontrará en el camino, un par de pantalonetas de ciclismo (acolchadas), camisetas, ropa interior y medias, un pantalón, una gorra es muy práctica para los días de sol y ya, el resto, si su viaje es muy largo, pues véndalo o regálelo.

VENDA SUS PERTENENCIAS, MEJOR DICHO, SIGA LEYENDO

Debo decir que si su viaje lo tiene estimado para un par de semanas o meses, pues no es lógico hacerlo. Si por el contrario se va a darle la vuelta al mundo, empiece a feriar todo lo que ya no necesitará y que seguro tampoco usaba nunca. Nosotros los cicloviajeros, tenemos el lujo de poder vivir en un espacio realmente ilimitado y con pocas restricciones. Cuando se trata de nuestra vivienda temporal, lo mejor que por lo general podemos tener es una buena carpa de dos espacios, como quien dice con un cuarto de repuesto o un sofá para las visitas, claro si va en solitario.

APAGUE LA LUZ

Las casas fueron electrificadas originalmente con el fin de proporcionar la iluminación por la noche, pero seamos sinceros, lo que se ha logrado con nuestros modernos estilos de vida es sacarnos del ciclo natural día-noche. Los viajeros con alforjas sin embargo, muy pronto entran de nuevo en este ciclo y viene una hermosa y profunda sensación de reconexión con la naturaleza. Sí, hacemos uso de la electricidad una y otra vez, para cargar las baterías que alimentan las linternas de cabeza que utilizamos exclusivamente para la lectura de libros en la noche, y tal vez para la carga del teléfono o del computador portátil si decide sentirte futurista y llevar uno.

ACAMPE

En general, a los cicloviajeros nos gustan las noches al aire libre, suntuosas y por debajo de las estrellas. Aprendemos rápidamente a través de la experiencia a hacerlo cómodamente en lugares cálidos, secos y sin molestias. Hay poco realmente para aprender y lo puedes ensayar en una habitación en casa, en un pequeño patio o en la finca de un amigo. Una vez que dormir al aire libre se ha convertido en la norma, simplemente eliges un buen lugar, quizás un poco adentro de la carretera, con algo de agua cerca, en la parte trasera de una casa campesina (eso sí, pida permiso, seguro hasta aguapanelita le dan) e incluso en lugares destinados para hacerlo.

cicloturistas acampando

CONVIÉRTASE EN UN OBSERVADOR

Los cicloviajeros desarrollamos la habilidad para interactuar constantemente con nuestro entorno de una manera íntima, y aunque puede ser difícil de ver lo que vale la pena en una gran ciudad o pueblo, especialmente en uno con el que no estas familiarizado, prestar atención a los detalles aparentemente insignificantes, al ir y venir de las personas, la arquitectura, las vallas publicitarias, los vendedores ambulantes y otras cositas, luego de un par de minutos se develará la realidad.

NO HAGA NADA MÁS

Una vez que el trauma inicial ha desaparecido, pues ya ve que puede ser un cicloviajero y que lo del status es vanal, los viajeros en bicicleta tendemos a encontrarnos con una gran cantidad de tiempo para pensar en la ruta. Así que hay que decir que lo importante es el hoy, y la idea es dejar de pensar en el pasado o en el futuro, pues estos no existen, es el ahora el momento real. Acciones repetitivas, como pedalear o caminar por largos períodos de tiempo, permiten que la mente este consciente y ayudan despertar de esta locura colectiva, a su vez, estará entrenando su cerebro para existir en el hoy, lo que será milagroso.

HABLE CON EXTRAÑOS

Una de las características de la vida en la carretera es el gran número y variedad de personas que conocerá. Para empezar, se siente un poco extraño pues estamos acostumbrados a sólo conversar con la gente de nuestros círculos sociales y de confianza. Esto lo puede hacer desde hoy para ir entrenándote si es un poco tímido, quizás ayudar a alguien que necesita una mano con sus paquetes, en el ascensor de su edificio, o en el autobús de regreso a casa, se dará cuenta de toda la magia que hay alrededor de una simple conversación, en un mundo donde cada vez más estamos solitarios interactuando con otros, virtualmente.

PRACTIQUE EL ARTE DE LA COMUNICACIÓN NO VERBAL

Quizás su primer gran viaje sea por Sur América, así que no tendrá muchos problemas con el idioma, sin embargo, en aquellos lugares donde no se habla español, incluso inglés, desarrollará la capacidad de comunicarse a través de medios más o menos puramente no lingüísticos. Imitará, hará garabatos incomprensibles en trozos de papel para hacerse entender, o sacará un pequeño diccionario de bolsillo y rápidamente para buscar pronunciar un par de palabras y de maneras inimaginablemente creativas logrará que te entiendan.

REEMPAQUE SU VIDA EN 4 ALFORJAS Y NO OLVIDE SU SACO DE DORMIR

Ya vendió su casa, enseres y tiene un par de días de gabela para entregarla definitivamente al nuevo propietario, (ojo, para viajeros que van a dar la vuelta al mundo), sólo sale con extraños, habla exclusivamente con cicloviajeros y esta hiper-mega entrenado pues lleva varias semanas durmiendo en carpa y cocinando con su quemador en la sala de su anterior hogar, lo único que le queda es empacar e irse a pedalear es obvio, así que qué está esperando.

* * *

En este punto, todos los preparativos previos ya están listos y se dio cuenta que el cambio no fue mayor cosa, ahora lo que viene es el llamado entrenamiento físico, así es que váyase a pedalear en busca de su sueño…”

Los invito a conocer  más sobre Tom Allen y sus inspiradores proyectos:

Sitio Web: http://tomsbiketrip.com

Acerca del autor:

Carlos E. Carvajal
Hace unos 11 años incursioné en el cicloturismo, he pedaleando por toda Colombia varias veces, también recorrí Sur América. Mi objetivo principal como fundador de este sitio es inspirarte a pedalear nuestro país, así que espero que el contenido y todo lo que aquí encuentres te sea útil...

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

Mensualmente te enviaremos los artículos más leídos en el blog, la programación de los próximos tours y las novedades en productos de nuestra tienda.

No enviamos spam y en cualquier momento podrás actualizar o eliminar tu suscripción.