Recuerdo muy bien cuando estaba planeando Mi Viaje en Bicicleta por el Sur, aunque ya tenia algo de experiencia en pequeñas microaventuras por Colombia, consideraba que aún me hacia falta alguna información sobre la preparación de la bicicleta, el equipo, la ruta y otros pormenores. Empecé entonces a leer los blogs de algunos viajeros, a hablarles cuando los encontraba en cualquier carreterita e incluso me atreví a escribirle a un par de ellos.

POR LO MENOS DESDE MI PERSPECTIVA CONSIDERO QUE LA GRAN MAYORÍA DE CICLOVIAJEROS ESTÁN DISPUESTOS A DAR UNA MANO, IDEAS, QUIZÁS ALGO DE INFORMACIÓN Y HASTA MOTIVACIÓN A NUEVOS Y ENTUSIASTAS AVENTUREROS.

A pocos días de salir de viaje recibí un mensaje de un argentino que venia pedaleando desde Alaska a Argentina, a él hoy lo considero uno de mis inspiradores y amigo del alma, Damian López, Jarmerboi: “La data al fin, hola Carlos! Como va? Bueno, por fin me puedo sentar un rato como para contestarte como se debe!!! Ya vas a ver como se complica el tema de los mails cuando estas viajando!! jajaja…”.

Su mensaje cambió algunas de mis ideas sobre el viaje que se avecinaba; me escribió sobre el manejo del dinero, la logística del hospedaje, la ruta… ! Todo me sirvió e incluso hoy sus palabras son tips que les doy a quienes me contactan para que les ayude con sus planes de viajar. Sin embargo, hubo algo que indudablemente fue clave, la lista de contactos y amigos en ruta que podrían darme una mano, dormida e incluso un poco de calor humano.

Acá es donde aparece Silvio Muchut, un San Josesino de la Provincia de Entrerios, Argentina; El Bicinomade. Antes de hacer mi paso por Uruguay fui a parar a la casa de este flaco querido donde meses antes había estado Jamer, me quedé algunos días en su hogar rodeado del cariño de su familia, amigos, Fabi la que en su momento era su novia y la negrita (una perrita que acababan de recoger)…

El hombre un tipo flaco, alto y desgarbado, de cola de caballo y gafas tipo Lennon, medio hippie, filosofo y músico, también técnico en reparación de computadoras, enfermoso, cálido, sincero, noble, con un humor fino, amigo de entrada, en fin… Recuerdo que compartimos ideas sobre casi todo tipo de cosas, pero con especial atención en esto de viajar en bicicleta, en su momento estoy seguro algo utópico para él.

Terminé mi viaje y unos meses después el hombre se me apareció por acá en Colombia, disfrutamos en casa un par de días de su visita relámpago y además tuvo una pequeña muestra de la también reconocida hospitalidad nuestra. Creo que se fue encantado, tanto que se atrevió a decir que la próxima vez que nos viéramos sería por que se vendría en bicicleta, yo no le creí !

Silvio Muchut emprendió su viaje de Argentina a Colombia en septiembre de 2014 y el 3 de febrero en horas de la tarde llegó a Jardín ‪, Antioquia‬. Su odómetro marcaba 23.040 Km ! Hace un par de días continuó con su viaje rumbo a la Costa Atlántica de nuestro país, aunque su meta ya esta cumplida. En este video de un grupo de amigos italianos lo podrán ver en acción.

Verlo fue uno de los momentos más bellos que el mundo de las bielas me ha dejado, llegó lleno de buenas noticias, renovado, sus miedos ya no estaban y las enfermedades que le aquejaban desaparecieron, hoy es un tipo tranquilo, lleno de experiencias y enriquecido por la vida, la vida que se entrega a quien va en busca de sus sueños y pedalea con delicadeza por la tierra.